Contexto

En distintos ámbitos hay un desigual por razones de género, por ejemplo, en el acceso a las oportunidades, lo cual se expresa a través de brechas de género y las mujeres se ven particularmente afectadas en el acceso y disfrute de los derechos humanos, tanto en el sector educativo, laboral, político, entre otros.

Asimismo, se identifica que la discriminación contra las mujeres, continúa permeada por razones de género, lo cual dificulta que puedan ejercer libremente sus derechos.

A lo anterior se suma el contexto de violencia contra las mujeres, que se relaciona con diversas expresiones que atentan contra la integridad física y psicológica de las niñas, adolescentes y mujeres.

Igualdad

La Encuesta de Igualdad entre Mujeres y Hombres (2017)[1], dio a conocer que los ámbitos donde se percibe mayor desigualdad entre mujeres y hombres son: en lo social (28.6%), en lo político (26.6%) y en el trabajo (20.2%). Por otro lado, según los resultados de la encuesta, sigue persistiendo la idea de que los hombres tienen mejores salarios en México; así lo refirió el 57.2% de las personas encuestadas. Finalmente, destaca que, las áreas donde la gente piensa que se ha hecho mucho en las cuestiones de igualdad de género son: en ofrecer iguales oportunidades de desarrollo para mujeres y hombres (37.6%), promover las leyes que permitan tener igualdad entre mujeres y hombres (37.4%) y promover la igualdad entre mujeres y hombres en las responsabilidades familiares (37.2%).

Por otra parte, existe una gran diferencia entre las condiciones laborales de los hombres y de las mujeres, situación que impide el acceso de las mujeres a un empleo en igualdad de condiciones. Al respecto, el Estudio sobre la Igualdad entre Mujeres y Hombres en materia de puestos y salarios en la Administración Pública Federal (APF) 2017 [2], elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, mostró que las mujeres representan más de la mitad del total de personas empleadas en las 49 instituciones de la APF que consideró el estudio, es decir el 53.5%. Sin embargo, aunque se observó que en las jefaturas de departamento hay un 46.8% de participación femenina, lo cual es indicativo de un incremento de la presencia de mujeres en puestos de mando medio, en las subdirecciones y direcciones de área el porcentaje de mujeres se reduce a 37%; mientras que entre las direcciones generales adjuntas y las direcciones generales sólo alcanza 28.5% y 21.9% respectivamente, de tal forma que entre jefatura de departamento y dirección general el porcentaje de mujeres se reduce a la mitad.

Adicionalmente, en la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, se indica que el 26.6% de las mujeres que trabajan o han trabajado alguna vez han sido víctimas de violencia en el ámbito laboral. Cabe señalar que 47.9% de las agresiones ejercidas en contra de mujeres en el ámbito laboral durante los últimos 12 meses han sido de carácter sexual. Aunado a lo anterior, 21.9% de las mujeres ha padecido de discriminación en el trabajo en los últimos 12 meses. Dentro de las conductas discriminatorias referidas se encuentran: menos oportunidades que un hombre para ascender (10.3%), menos salario que a un hombre que hace el mismo trabajo o tiene el mismo puesto (9.2%), y les han solicitado una prueba de embarazo como requisito para trabajar o para continuar en su trabajo (5.3%). [3]

Finalmente, uno de los temas centrales para el logro de la igualdad, es la participación de las mujeres en la toma de decisiones públicas. Al respecto, de acuerdo al Diagnóstico de la participación equilibrada de mujeres y hombres en los cargos de elección popular en México, elaborado por la CNDH, los principales resultados de los procedimientos electorales 2015 y 2016 arrojaron que el Senado de la República contó con un 38.2% de mujeres y un 42.6% en la Cámara de Diputados. [4]

En el año 2015, 86.1% de las presidencias municipales fueron ganadas por hombres, mientras que las mujeres solo ganaron el 13.9% de dichos cargos. En 2016, las mujeres registraron un incremento de 12.1 puntos porcentuales, pues el 26% de ellas resultaron presidentas municipales electas. [5]

No discriminación

Como se señaló, distintos ordenamientos internacionales, prevén el deber de los Estados miembros de incorporar el derecho de no discriminación y el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres en la legislación. Asimismo, los artículos 1° y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prevén que las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia. De tal forma, el Congreso de la Unión, los congresos estatales, Asamblea Legislativa y los poderes ejecutivos federal y de las entidades federativas, tienen el deber, dentro de sus competencias, de emitir ordenamientos en los que se garantice el reconocimiento de los derechos de las mujeres y se eliminen contenidos discriminatorios y estereotipados.

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, como organismo encargado de realizar la observancia en materia de igualdad entre mujeres y hombres, realiza un monitoreo mensual sobre diversas leyes relativas a los derechos humanos de las mujeres. Resultado de estas acciones, se ha detectado que la discriminación no se encuentra tipificada como delito en todas las entidades, a la luz de la perspectiva de género y en consonancia con el principio de igualdad entre mujeres y hombres; asimismo, existen asignaciones de roles y estereotipos de género en los marcos normativos que, precisamente, tienen la finalidad de promover la igualdad y la no discriminación; y adicionalmente, no se ha incluido en todas las regulaciones lo relativo a la violencia feminicida, ni la responsabilidad del Estado en su comisión al no cumplir con sus deberes de prevenir, erradicar, investigar y sancionar las agresiones en contra de las mujeres.[6]

Por otra parte, la Encuesta de Igualdad entre Mujeres y Hombres (2017)[7] dio a conocer que el 71.9% de las personas encuestadas, considera que en el país existe discriminación por el hecho de ser mujer, lo cual representa un incremento de 12.6% en comparación con el 2016. Asimismo, la encuesta destacó que los segmentos poblacionales que se considera, son más discriminados en México son: las personas con discapacidad (33.3%) y las mujeres (14.6%).

Adicionalmente, la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2005[8], reveló que uno de cuatro mexicanas y mexicanos, estaba de acuerdo con que muchas mujeres son violadas porque provocan a los hombres, mientras que la Encuesta 2010[9] dio a conocer que seis de cada diez mujeres compartían la opinión de que en las familias donde la mujer trabaja, es ella misma quien más se ocupa de la casa, mientras que casi una de cada cinco señaló que eran el hombre y la mujer. Sólo 7.2% manifestó que era el hombre.

Violencia contra las mujeres por razones de género

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos observa con preocupación el incremento de los niveles de violencia contra las mujeres en los últimos años, principalmente la violencia feminicida. Según datos del INEGI, de enero de 2015 a diciembre de 2016, se registraron un total de 5,196 defunciones femeninas con presunción de homicidio[10]. Por otro lado, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, registran un aumento en el número de presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso de 2015 a 2017 (pasó de 1755 a 2571) , y en enero de 2018 se registraron 272 asesinatos de mujeres, de los cuales 63 fueron clasificados como feminicidio y 209 como homicidio doloso. Es decir, en el primer mes del año se registraron en promedio casi 9 asesinatos de mujeres al día. Para febrero de 2018, se registran 249 asesinatos de mujeres, de los cuales 190 corresponden a homicidios dolosos mientras que 59 son feminicidios, manteniendo el mismo promedio de casi 9 mujeres asesinadas por día[11].

Por otra parte, los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, dieron a conocer que en México el 66.1% de las mujeres han sufrido violencia[12] . Asimismo, sobresale que 43.9% de las mujeres que tienen o tuvieron una pareja, han sido agredidas; es decir, la relación donde más ocurren situaciones de violencia contra las mujeres es en la pareja y, por ende, el principal agresor es o ha sido el esposo, pareja o novio.

Al respecto, la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, constituye el mecanismo que el Estado Mexicano ha diseñado para hacer frente a la violencia feminicida, la cual, como indican las cifras, ha venido aumentando de manera constante y sistemática. Como resultado de esta situación, a la fecha, se ha solicitado declarar la Alerta en 27 entidades del país, es decir, en 84% del territorio nacional. La CNDH participa en los grupos de trabajo que atienden los procedimientos de Alerta de Violencia de Género.

Para mayor información consúltese: http://igualdaddegenero.cndh.org.mx/AVGM/AVGM


[1] Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Encuesta de Igualdad entre Mujeres y Hombres, Resultados globales con desglose regional y por sexo y Resultados por segmento, 2017.

[2] Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Estudio sobre la Igualdad entre Mujeres y Hombres en Materia de Puestos y Salarios en la Administración Pública Federal (APF) 2017; disponible en http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Informes/Especiales/Estudio-igualdad-20180206.pdf (consultado el 04 de abril de 2018).

[3] Información disponible http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2017/endireh/endireh2017_08.pdf, consultado el 4 de abril de 2018.

[4] CNDH, Diagnóstico de la participación equilibrada de mujeres y hombres en los cargos de elección popular en México: principales resultados de los procedimientos electorales 2015 y 2016 para elección de presidencias municipales, disponible en http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/OtrosDocumentos/Doc_2017_050.pdf, consultado el 4 de abril de 2018.

[5] CNDH, Diagnóstico de la participación equilibrada de mujeres y hombres… Op. Cit.

[6]Para mayor referencia sobre los resultados de los monitoreos, consultar los estudios: Diagnóstico de la violencia contra las mujeres a partir de las leyes federales y de las entidades federativas, disponible en https://bit.ly/2pIVLeY y Diagnóstico de los Principios de Igualdad y no Discriminación en leyes federales y estatales, disponible en https://bit.ly/2ulBsK8, consultado el 4 de abril de 2018.

[7]Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Encuesta de Igualdad entre Mujeres y Hombres… Op. Cit.

[8]Información disponible en http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Presentacion_de_la_Encuesta_final.pdf, consultado el 4 de abril de 2018.

[9]Información disponible en http://www.conapred.org.mx/userfiles/files/Enadis-MUJERES-WEB_Accss.pdf, consultado el 4 de abril de 2018.

[10]El INEGI registra 2,813 defunciones de mujeres por homicidio en 2016 y 2,383 en 2015. Información disponible en https://bit.ly/2cYFXxT, consultado el 4 de abril de 2018.

[11]Según estas cifras, en 2015 se contabilizaron 1,755 presuntas víctimas mujeres de homicidio doloso, en 2016 la cifra aumentó a 2,210 y en 2017 a 2,573. Información disponible en: http://secretariadoejecutivo.gob.mx/index.php, Información delictiva y de emergencia con perspectiva de género, consultada consultado el 4 de abril de 2018.

[12]Información disponible en https://bit.ly/2vPtO81 consultado el 4 de abril de 2018.